8 de abril de 2008

Cómo llevar la alergia durante el Embarazo - Alergias Durante el Embarazo

Embarazo
Alergias Durante el Embarazo

Cómo llevar la alergia durante el embarazo
Con la llegada de la primera, muchas mujeres embarazadas se enfrentan a los incómodos síntomas de alergias. La subida de temperatura en el ambiente y la presencia del polen hacen que la nariz y los bronquios de una mujer gestante estén más sensibles.

¿Tienes alergia y estás embarazada? La rinitis alérgica es la más común entre las mujeres, más aún si están en edad fértil y, aunque no es un tipo de alergia grave, el constante goteo nasal, los picores en la nariz y la garganta o los estornudos pueden resultar muy molestos. A pesar de eso, en el primer trimestre del embarazo no se deben administrar medicamentos por riesgo de transmisión al feto.La mejor forma de evitar esas molestias sin recurrir a los fármacos es seguir una serie de recomendaciones como

Alguna dieta alimenticia en la que se beban muchos líquidos y se tome mucha fruta rica en vitamina C
Hacerse lavados de agua tibia en las fosas nasales para aliviar los síntomas de la nariz
Evitar el contacto con los agentes que desencadenan las crisis, como es el caso del polen, evitando las zonas verdes como los parques.
Una vez pasado ese primer trimestre, puede administrarse loratidina, cetiricina, corticoides nasales o vasoconstictores, pero es recomendable que sea el especialista quien recete el fármaco por seguridad del feto.Cuando la rinitis alérgica es muy severa, algunas embarazadas reciben tratamiento de inmunoterapia, esto es, la aplicación de una vacuna semanal con los mismos elementos a los que ella es alérgica para fortalecer los mecanismos de defensa.
El caso del asma requiere un mayor seguimiento y es importantísimo que esté vigilado por un médico. La razón es muy sencilla; la falta de oxígeno puede afectar al feto y que el bebé nazca con muy bajo peso, por lo que es necesario medicarse normalmente. Además, el asma no controlada puede presentar complicaciones como vómitos o partos de riesgo, entre otras, por lo que es imprescindible seguir el tratamiento lo mejor posible.
Los fármacos

Los antihistamínicos son los más utilizados en las personas alérgicas. Su administración puede ser por vía oral o nasal pero no todos se pueden suministrar durante el embarazo por lo que es conveniente interrumpir el tratamiento habitual para que el especialista determine cuales son los más recomendados en cada embarazo.Los corticoides tópicos nasales que se utilizan para controlar y calmar los efectos de la nariz, son los más utilizados en mujeres gestantes ya que actúan sólo en la mucosa por lo que no genera contraindicaciones en el feto.
Los vasoconstrictores son los decongestionantes nasales que se utilizan normalmente para tratar los resfriados y los que durante el embarazo no deben administrarse por su alto riesgo de transmisión al feto.
Recomendaciones

Ya que hay pocos estudios sobre la influencia de muchos medicamentos antialérgicos realizados en mujeres embarazadas, lo más seguro es consultar siempre el tratamiento ya que no todos los fármacos están indicados durante el periodo de gestación.
Las alergias no afectan directamente al feto a menos que se trate de un caso asma importante No se deben suministrar descongestionantes Se administrarán vacunas si el especialista así lo requiere para casos concretos Las alergias no tienen un componente hereditario determinante Para aliviar los síntomas se puede utilizar suero fisiológico (agua con sal)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Buscar en este blog

Cargando...